Lifestyle, Viajes

10 tips para un viaje a Cusco inolvidable

Dicen que Cusco es un lugar al que no se puede ir solo una vez. Descubre los mejores consejos para disfrutar al máximo tu próxima visita a este mágico destino.

Recuerdo que en mi cumpleaños del 2016 decidí que sin importar las circunstancias pasaría el próximo fuera de Lima. No sabía bien dónde, ni cómo, ni con quién, pero estaba totalmente convencida de que era la mejor alternativa, y, de hecho, aún mantengo esa idea en este 2018.

Cuando llegamos a noviembre, llegó también el momento de comenzar a planificar, empezando por el destino. Y aunque tenía algunas dudas de cómo organizarme, sabía que lo que quería era iniciar un nuevo año de vida (el último de mis 20s!!) en un lugar recargado de energía, donde pueda romper con la monotonía de la ciudad, y desconectarme al 100%.

Es por eso que Cusco me pareció la mejor alternativa, pues aunque ya había visitado la ciudad hace como 10 años, actualmente existen nuevos lugares que quería recorrer, y qué mejor que comenzar un nuevo período en el ombligo del mundo, ¿verdad? Así que a inicios de ese mes compré mis pasajes, me propuse nuevos límites para las entregas de mis pendientes en la oficina, ya que quería irme sin ninguna carga laboral, y adelanté las compras de fin de año porque estaría de regreso en Lima casi casi en navidad.

Semanas antes de partir, y ya sabiendo cuántos días estaría allá, armé un bosquejo del itinerario y una lista de los lugares que quería visitar. El tema del tren y las entradas a Machu Picchu era uno de los temas que más dudas me generaba; sin embargo, al final, aunque el tiempo nos quedó corto, y que el mal de altura por primera vez (luego de viajar varias veces a la sierra) me chocó y se interpuso en mi camino, debo confesar que ha sido uno de los viajes más divertidos y físicamente demandantes que he tenido. ¡O sea, todo lo que esperaba y más!

Partí al Cusco viernes por la noche y estuve allí hasta el miércoles siguiente, así que con tan pocos días disponibles, decidí que lo mejor sería asegurar hotel y agencia de viajes desde Lima, para llegar directamente a aprovechar las horas al 100%. A raíz de mis publicaciones en Instagram, muchas de ustedes me pidieron los datos acerca de dónde me quedé, qué tours hice y con quién, dónde comí, entre otras cositas. Así que a continuación les dejo toda la info!

¿Dónde me alojé?

Al momento de buscar dónde hospedarme durante este viaje tenía algunos requisitos en mente. El primero es que se tratara de un lugar céntrico para poder movilizarme con facilidad, y lo segundo es que sea lindo y seguro. Haciendo un research vía Trivago, Tripadvisor, y Booking.com, descubrí WakaPunku, un hotel boutique ubicado a tan solo 2 cuadras de la plaza de armas del Cusco, que tiene una decoración súper bonita, y en donde realmente te hacen sentir como en casa.

Al no tratarse de un hotel convencional, WakaPunku cuenta con una cantidad limitada de habitaciones, las cuales van desde la clásica matrimonial hasta la suite, pasando por un loft que es perfecto para cuando vas con amigos. Yo me quedé en la habitación doble con balcón, y mi BFF se alojó en este último; ambos cuentan con un espacio de sala de estar, son muy cómodos, y lo mejor es que la señal de wifi es buenaza en todas partes (¡ese es un must para mí!).

Algo que me encantó es que Waka Punku Boutique Hotel cuenta con una pequeña cocina a la que puedes acceder en cualquier momento del día, y en donde siempre hay frutas, hojas de coca, y diferentes opciones para tomar. Este es un plus que mejoró muchísimo nuestra estadía ya que hubo días en que teníamos que salir a las 3 o 4 am, o que llegábamos tarde de regreso, y siempre teníamos algo disponible allí.

Además, para esos días de tours en que partíamos en la madrugada, los chicos de la recepción no solo nos llamaban para despertarnos a tiempo y avisar y la movilidad ya nos esperaba, sino que incluso brindan a los usuarios loncheritas con frutas y sandwiches para comer durante el viaje. De todas maneras volvería, y les recomiendo el hotel al 100%, si quieren ver más detalles, pueden ingresar aquí para ver el video vlog donde les hice un pequeño recorrido.

¿Qué hice en el Cusco?

Aparte de Machu Picchu, que había decidido visitar en el día de mi cumpleaños, algunos de los otros lugares que quería conocer era la montaña de colores, la laguna Humantay, y las salineras de Maras. A este último destino no llegamos a ir por un tema de tiempo, ya que el vuelo de retorno a Lima salía a media tarde y ya era imposible arriesgarnos a perderlo; no obstante, a los otros dos sí llegamos, ¡y fue increíble!

La planificación del itinerario final la hicimos días antes de partir, coordinando todo con Intupa Cusco, la agencia de turismo con la que realizamos todas las visitas. Como les conté en el video, los chicos son sumamente amables, y más allá de los tours en sí, no solo nos recogieron del aeropuerto apenas llegamos, sino que nos acompañaron a la compra de los tickets y nos dieron todos los tips para que nuestro viaje salga excelente.

Intupa Cusco cuenta con un servicio muy completo, tiene sus propias movilidades, y te permite elegir tanto tours privados como grupales, ya sea que vayas solo, en pareja, con amigos o familia por ejemplo. El primer día con ellos comenzó apenas llegamos a la ciudad, luego de lo cual fuimos a la estación del tren y oficina de tickets, para asegurarnos de tener las entradas para Machu Picchu y poder concretar los demás tours.

Ese mismo día, después de descansar un par de horas, fuimos a hacer el city tour, empezando por el templo del Qoricancha y Sacsayhuaman, dos lugares imperdibles en tu primera visita al Cusco. Al día siguiente, partimos a las 4am para hacer el tour de la laguna de Humantay, un viaje que nos llevaría hasta pasar los 4,000 m.s.n.m., y que fue exigente, aunque no tanto como el del día siguiente.

Llegar a la cumbre de la montaña para ver la laguna fue todo un reto, y hasta puedes alquilar caballos para lograrlo, pero una de mis metas era hacer todos los recorridos a pie, como refuerzo de ese medio año que ya llevaba entrenando en las mañanas. Al final, la hora y media de caminata valió totalmente la pena, pues la vista es espectacular…el problema fue a la bajada, que fue cuando me agarró el soroche (y yo que pensaba que sería lo más fácil), así que tomen sus precauciones, beban mucha agua, y lleven sus pastillas porque el retorno puedes ser mucho más complicado.

El lunes realizamos el recorrido más intenso, pero también el más esperado. Partimos a las 3am hacia la base desde donde tomaríamos desayuno y luego comenzaríamos la ruta a la montaña de colores, que está a más de 5,200 m.s.n.m., y que era para lo que me estaba mentalizando desde hacía semanas. El desafío de este tour no está solo en las casi 4 horas de caminata de ida, más las 4 de retorno, sino en la altura a la que tienes que retar, y en esta época también la lluvia; sin embargo, a pesar de haber momentos en que sentía que ya no podía más, alcanzar la meta fue simplemente espectacular.

Recuerdo que estuve al borde de las lágrimas luego de tantas horas de esfuerzo, más el frío, la ansiedad por tomar las fotos, y las ganas de que saliera el sol para que se aprecien los colores. La emoción de llegar a la cima a pie fue una de las mejores vivencias del 2017, y ahora, en las mañanas cuando salgo a correr, lo recuerdo gratamente cuando me siento cansada o tengo ganas de tirar la toalla.

El tour de la montaña arcoiris es arduo tanto física como mentalmente, por lo largo del camino más el clima y la altura. Mi amiga, luego de un par de kilómetros decidió tomar el caballo, por ejemplo, que es siempre una alternativa si sientes que estás muriendo en el camino, porque volver es imposible; no obstante, creo que ya se a pie o con ayuda, la experiencia vale la pena no al 100, sino al 1000%.

Nada de esto hubiera sido posible si no es gracias a los chicos de Intupa Cusco. Sinceramente, si están planeando su viaje, tienen que contactarlos, ¡no se van a arrepentir!

¿Dónde comí?

Durante los días de tours el desayuno y almuerzo formaban parte del recorrido, ya que estaban dentro de la ruta de ida y retorno al Cusco. Hubo días en que volvimos súper tarde, por lo que no llegamos a visitar todos los restaurantes donde habíamos planeado ir, sin embargo, dos me encantaron sobremanera.

El primero, y que también les recomiendo al máximo es La Bodega 138. Y es que si buscan dónde comer en Google o Facebook les aseguro que encontrarán mil comentarios positivos al respecto, ¡y todos tienen razón! Esta pizzería es, sin lugar a dudas, una de las mejores de toda la ciudad, y no solo cuenta con una excelente carta, sino también con un ambiente tan acogedor y divertido que las horas pasan literalmente volando.

Nosotras probamos una pizza de dos sabores, un plato de pasta con milanesa, una cerveza artesanal del Valle Sagrado, que también está imperdible, y el clásico vino caliente (en el vlog pueden ver más detalles!); la verdad, no hubo nada que no nos gustara, ¡estuvo buenísimo de comienzo a fin! Además, un punto a favor es que esta pizzería se encuentra a dos cuadras de WakaPunku, así como a un par de cuadras de la plaza de armas también, así que si buscan un lugar fácil de ubicar, donde comer riquísimo, La Bodega 138 no puede faltar en su lista.

Por otra parte, otro restaurante que visitamos y nos sorprendió fue Encantasq’a, el cual se encuentra a una cuadra del hotel, y en donde encuentran desde el clásico Lomo Saltado, hasta una trucha buenaza. Sin embargo, además de la comida, lo que más nos llamó la atención fue la decoración, pues está ambientado totalmente con diseños de duendes, ninfas y seres mitológicos, desde la entrada hasta el techo. Ese día no pude llevar mi cámara, les prometo que les encantará.

Los tips

  • Si van a visitar Machu Picchu, y han decidido tomar el tren local, recuerden que casi es imposible conseguir boletos para el día siguiente, así que les sugiero que esto sea lo primero que hagan al bajar del avión. Recuerden que la compra es con DNI y solo en efectivo, si quieren pagar con tarjeta de crédito les cobrarán en dólares.
  • La compra del ticket para Machu Picchu se puede hacer online, pero a menos que vayan en InkaRail y tengan pasaje asegurado, les recomiendo comprarlo en la agencia del Cusco para evitar inconvenientes con sus fechas u horarios.
  • Verán que por todos lados promocionan las pastillas para soroche “sorojchi pills”, sin embargo, tomé varias y no me ayudó en nada. Las que sí me hicieron revivir son unas más naturales, llamadas Alta Vital, que me recomendaron en Mi Farma y que son una maravilla.
  • Si pueden quedarse varios días, les recomiendo separar las visitas a la montaña de colores y la laguna Humantay, y no hacerlo en dos días seguidos a menos que tengan muy buen estado físico y tolerancia total a la altura, ya que ambos días deberán madrugar y el camino es muy demandante. En caso lo hagan como yo, es mejor hacer la Laguna primero y luego la montaña.
  • No hay servicios higiénicos en trayecto de estos dos tours, sino solo en la estación de inicio. Tengan en cuenta esto para medir cuánta agua beberán.
  • Planifiquen con tiempo, investiguen y organicen para sacarle el jugo a su estadía. Ingresando aquí pueden ver la web de Intupa Cusco, para comunicarse con Paul, quien los guiará con todos los detalles desde antes de realizar su viaje.
  • La compra del ticket del bus de Aguas Calientes a Machu Picchu también se hace con DNI, y casi no hay cajeros disponibles (tampoco en Ollantaytambo para BBVA, dicho sea de paso), así qu recuerden tener efectivo y documentos a la mano. Yo hice la subida en bus y la bajada a pie…que dura más a o menos una hora y 45 minutos, ¡no se confíen de lo que dice el cartel!, porque señala que el retorno es en una hora y podrían perder su tren de regreso.
  • Si piensan hacer el camino de Aguas Calientes a Machu Picchu a pie, sepan que es pura subida de escaleras…y que si no están en buenas condiciones, podrían llegar muertas al recorrido de la ciudadela.
  • La noche antes de hacer esta clase de tours, coman temprano, descansen temprano, y beban mucha agua. De lo contrario, soroche asegurado.
  • El precio de los taxis del aeropuerto a la ciudad y viceversa es aproximadamente 10 soles de día, ¡la carrera es bastante corta, no como en el aeropuerto de Callao! Asimismo, si se quedan en WakaPunku, pueden pedir en recepción que llamen a alguno de sus taxistas de confianza.

 

Bueno, esta nota ha salido más larga de lo que me imaginé, pero quería darles toda la información que ustedes me estaban pidiendo, y espero que les sea súper útil. Si tienen alguna consulta adicional, no duden en dejarme su comentario o escribirme a través de alguna de mis redes sociales.  Ya saben que para ver más, pueden ver el vlog ingresando aquí.

También te interesará...